Triple impuesto en la gasolina
Por Gerardo Sánchez, El Vigía, Periodico El Vigia | 5 de Enero

Los gobiernos estatales deben tributar el IEPS a nivel federal, local y además cargar con el IVA, por lo que se considera un abuso.

La posibilidad de que los gobiernos estatales puedan reducir el precio de la gasolina al dejar de cobrar su parte correspondiente del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) es ilegal y representaría una violación a los acuerdos de coordinación fiscal establecidos con la federación.

Isaac Brown Yamamoto, abogado fiscalista, señaló lo anterior y explicó que el IEPS es un tributo federal que se clasifica como un impuesto indirecto, pero que tiene un impacto inmediato en el poder adquisitivo de la población.

Agregó que el citado impuesto a partir del presente año, ya no cuenta con bandas de precios máximos y mínimos en cuyos límites oscilaban los gasolinazos, dependiendo de los criterios por parte de la Secretaría de Hacienda.

A partir de este año en curso -apuntó- ya se prevee en la ley relativa dos tarifas de carácter fijo, siendo la primera de ellas el agregar al valor del combustible un importe de 4.16 pesos por litro, para el caso de la gasolina Magna y de 4.58 pesos por litro para el Diésel.

A estas tributaciones se les agrega una contribución de 0.3668 centavos, que es lo que le corresponderá a las entidades estatales.

Ambos impuestos, los gasolineros las agregarán al costo del combustible y su margen de ganancia, para establecer el precio final a sus clientes.

Derivado de lo anterior -enfatizó Brown Yamamoto- resultado válido sostener que no es competencia, ni cuentan con facultad alguna los gobernadores de su respectiva entidad federativa para "exentar” de la tarifa a que corresponde a cada estado, ya que su recaudación y distribución se encuentra a cargo de la SHCP conforme a lo establecido en la Ley de Coordinación Fiscal y dentro de los diez días siguientes que dichas cantidades sean pagadas por los contribuyentes.

Justificación inválida

El abogado fiscalista destacó que el Gobierno Federal pretende justificar el precio de las gasolinas ejemplificando los costos más altos que tienen los combustibles en otros países.

Sin embargo, no se señala la diferencia que existe en el poder adquisitivo de los consumidores de esas naciones y los de México, lo cual puede comprobarse fácilmente comparando las horas efectivas de trabajo que se requieren para comprar un litro de combustible en los países a los que se hace referencia.

El IEPS es un tributo federal que se clasifica como un impuesto indirecto, pero que tiene un impacto inmediato en el poder adquisitivo de la población


comments powered by Disqus